Más inteligente de lo que piensas: ¿adivinas quién es?

13 de junio del 2017

Hay mucho en común entre ellos y nosotros. ¡Hasta evolucionamos juntos desde hace miles de años!

Piensa en un animal social, amigable, juguetón e inteligente, capaz de solucionar acertijos y que ha evolucionado junto con los humanos hace 10 mil años.

¿Lo tienes?

¿Pensaste en el cerdo?

A muchas personas no se les ocurriría describir al cerdo de esa manera, pese a que todos estos atributos son ciertos para este maravilloso animal.

Así que dile adiós a los mitos de que los cerdos son sucios, tontos o gruñones, pues probaremos que los cerdos son mucho más sociables de lo que la gente se imagina, y que merecen que nos ayudes a mejorar el bienestar de 3 millones de ellos en Chile.

Mentes brillantes

Está bien, tal vez no sean hábiles en geometría ni química, pero sí pueden ganarle al juego de memoria a un niño de tres años. Los cerditos son considerados la cuarta especie animal más inteligente del planeta, por detrás de los humanos, los chimpancés y los delfines. Su IQ puede incluso ser más alto que el de un perro.

Los cerdos tienen una muy buena memoria de largo plazo, y la capacidad de resolver rompecabezas sencillos y acertijos que involucren encontrar objetos. Mientras tanto, ¿cuándo fue la última vez que perdiste las llaves?

Saben lo que sienten otros cerdos

Otra gran sorpresa de aprender sobre los cerdos es su capacidad de empatía. En el 2015, se realizó un experimento: entrenaron a un grupo de cerdos a anticipar recibir un premio o un castigo —el estar solos por unos minutos—, cuando escuchaban una música de Bach. Estos cerdos fueron luego ubicados con otros cerditos que no habían sido entrenados.

Cuando la música sonaba, los cerdos sin entrenar reaccionaban copiando el comportamiento de los cerdos condicionados a responder a la música, adoptando las mismas posturas de emoción o de preocupación, según el caso. ¡Hasta gruñían de la emoción cuando su compañero esperaba recibir un premio!

Por cierto, cuando un cerdo gruñe no quiere decir que está enojado, es un ruido con el que responde a sonidos familiares, o que hace cuando está comiendo. Los gruñidos más cortos significan emoción, y los largos son usados para llamar a otros cerdos o porque están felices.

 

Y un chillido agudo de más de 95 decibeles significa peligro, y es común escucharlo en situaciones de sufrimiento o dolor.

¿Quedaste con ganas de saber más? ¡Mira 8 datos sorprendentes sobre los cerdos!

Más espacio con sus amigos

¿Viste que en el experimento de antes los cerdos sentían que estar solos era un castigo? Esto es porque los cerdos son animales muy sociables, y aman la compañía de otros cerdos —eso sí, siempre que haya espacio suficiente para todos—.

 

Al igual que los humanos nos estresamos al subirnos a un metro o bus abarrotados de gente, los cerdos sufren cuando no tienen espacio suficiente para moverse con libertad. Y para ellos, estar encerrados en espacios pequeños, solos y sin nada que hacer, es un verdadero castigo.

Tristemente, esta es la realidad para muchos cerdos. Pese a que llevamos miles de años conviviendo juntos, los cerdos siguen sufriendo injustamente de prácticas que están más que superadas en países como Australia, Sudáfrica y los de la Unión Europea.

Por eso lanzamos la campaña Cambia la Vida de los Cerdos, para darle a 3 millones de cerdos en Chile la oportunidad de tener una mejor calidad de vida, libre de dolor y sufrimiento.

Entra aquí y firma la petición, para decirle al Gobierno de Chile que quieres ver una legislación que proteja el bienestar de los cerdos en todas las granjas del país, y no solo en unas cuantas.

Juntos, moveremos al mundo para cambiar la vida de los cerdos. ¡Entra y firma! 

 

Categorías: 

Dígale al mundo