Pitón bola silvestre en su hábitat

La Unión Europea termina con las importaciones de pitones bola

Noticias

La Unión Europea ha detenido las importaciones de pitones reales desde África Occidental, uno de los animales silvestres más comercializados vivos de África, debido a preocupaciones de sostenibilidad del comercio y su impacto en las poblaciones silvestres.

Las pitones bola son una de las serpientes más populares en el comercio mundial de mascotas exóticas, con más de tres millones exportadas desde África Occidental desde principios de la década de 1980, y exportaciones anuales totales de Ghana, Togo y Benin con un promedio de 100.000 desde 2007.

Las pitones bola están incluidas en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), en relación con las especies cuyo comercio está permitido, pero regulado, para evitar una utilización incompatible con su supervivencia.

A pesar de la inclusión en la lista de CITES, investigaciones científicas recientes han planteado preocupaciones sobre los impactos negativos a largo plazo que la explotación comercial a gran escala en curso está teniendo tanto en las pitones reales, como en las comunidades locales de África occidental.

El Dr. Neil D'Cruze, Director de bienestar e investigación animal de World Animal Protection, dice:

“La decisión de la UE de detener las importaciones de pitón bola es un gran primer paso y se hace eco de nuestras preocupaciones de investigación que encontraron que los cazadores generalmente se dirigen a las serpientes más vulnerables, como las hembras embarazadas y las muy jóvenes, y utilizan prácticas destructivas para la recolección de pitones bola silvestres, incluida la excavación y destrucción de sus madrigueras.

Firma la promesa y comprométete a no comprar ninguna mascota exótica:

Fue particularmente inquietante que la mayoría de los cazadores que entrevistamos en Benin y Togo reportaron disminuciones en el número de poblaciones de pitones bola silvestres, con un alto porcentaje culpando a la sobreexplotación como la causa principal. Nuestra investigación ha hecho sonar la alarma y es un gran alivio ver que la UE la ha escuchado”.

Desde principios de la década de 2000, la mayoría de las pitones bola exportadas se reportaron como criadas en granjas, lo que implica la recolección de hembras embarazadas y sus huevos de la naturaleza para mantenerlas en granjas hasta que los huevos eclosionen; la mayoría de las serpientes se exportan como juveniles alrededor de entre los 15 y 30 días después de la eclosión. Sin embargo, el seguimiento es mínimo o inexistente.

A breeder holds a Ball python up to the light. Behind him, several "racks" of drawers where the snakes are kept.

Las pitones bola son animales silvestres y sintientientes que pasan por terribles métodos de captura o cría en cautiverio y de transporte, solo para convertirse en mascotas exóticas o accesorios para fotos. 

El Dr. Mark Auliya, investigador principal del Instituto Leibniz para el Análisis del Cambio en la Biodiversidad, dice:

“Nuestra investigación muestra que la cría de pitones bola en granjas de serpientes en África occidental no es una panacea automática para la conservación de esta especie. Nuestro análisis genético de pitones bola silvestres encontró que durante el proceso de cría en granjas, las serpientes se liberan sin la debida consideración de su origen y los hábitats que requieren para sobrevivir. Esta falla conduce a la contaminación genética de las poblaciones silvestres que podría tener serios impactos negativos para el estado de conservación de esta especie.

También encontramos una variedad de bacterias potencialmente patógenas en pitones mantenidas en granjas registradas, que si se liberan nuevamente en las poblaciones silvestres como parte del sistema de cría en granjas, podrían representar un riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas. Asimismo, también existen implicaciones de riesgo de enfermedad global dado que estas instalaciones actúan como puertas de entrada para la exportación internacional”.

Los registros comerciales de CITES documentan exportaciones de pitones reales de Benin a 34 países diferentes, y de Ghana y Togo a 57 países diferentes cada uno entre 2000 y 2017. Estados Unidos fue el mayor importador de los tres países durante este tiempo.

Entre 2012 y 2016, los países importadores más importantes después de EE. UU. fueron: Hong Kong, Reino Unido, Francia y España. Los países de Europa occidental se destacaron como importadores de los tres países, con un 9,1 %, un 18,3 % y un 15,1 % de las exportaciones de Benin, Ghana y Togo, respectivamente.

La Dra. Sandra Altherr, directora científica de la organización de conservación de especies Pro Wildlife, dice:

“Nuestra investigación ha demostrado que las pitones reales son, con mucho, el reptil más popular en el comercio europeo de mascotas exóticas y agradecemos la noticia de que la UE ha considerado la evidencia científica más reciente que ahora está disponible y ha tomado medidas rápidas para salvaguardar las poblaciones de pitones reales en África Occidental.

Para que las restricciones comerciales de la UE sean completamente efectivas, también deben aplicarse a nivel mundial para evitar que las cadenas comerciales cambien su enfoque hacia los mercados de consumo en otros lugares. Nos aseguraremos de que el caso de la pitón bola también se discuta en la próxima conferencia de CITES en noviembre”.

Las pitones son animales silvestres y seres sintientes, pertenecen a la naturaleza. No son mascotas ni accesorios.

Únete a nuestro movimiento por los animales

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe noticias, consejos e información sobre nuestras campañas abiertas:

Más sobre