A ball python in the wild

10 datos sobre las serpientes

Blog

Por

Las serpientes son animales maravillosos que lamentablemente todavía son muy incomprendidos por muchas personas. Así que hoy te traemos 10 razones por las que las serpientes son animales asombrosos que merecen respeto y protección.

Si bien las serpientes son muy diferentes a nosotros, también tenemos cosas en común. Una de las similitudes más notables es que su piel está hecha de queratina, al igual que nuestras propias uñas y cabello.

Sigue leyendo más sobre las serpientes: 

1. Las serpientes tienen una familia muy grande

Según el último recuento, hay 3.789 especies de serpientes, lo que las convierte en el segundo grupo más grande de reptiles después de las lagartijas. Se dividen en 30 familias diferentes y numerosas subfamilias. Se cree que con el cambio climático, el número podría aumentar porque más especies de serpientes podrían sobrevivir en un clima más cálido.

2. Puedes encontrarlas en todo el mundo

Puedes encontrar serpientes en todos los continentes excepto en la Antártida. Incluso hay una especie de serpiente, la víbora europea común, que vive al norte del círculo polar ártico. También puedes encontrar serpientes en cualquier tipo de hábitat, desde océanos hasta montañas, desde bosques hasta sabanas.

Una serpiente verde enrollando una hoja.

Foto: Alfonso Castro/Unsplash

3. No todas las serpientes ponen huevos

Es posible que hayas aprendido en la escuela que los reptiles son diferentes de los mamíferos porque ponen huevos. Si bien nos gusta clasificar y categorizar todo lo que nos rodea, la naturaleza tiene sus propias reglas. Mientras que aproximadamente el 70% de las serpientes ponen huevos, otras no lo hacen. Las serpientes que viven en climas especialmente fríos tienen nacimientos vivos porque los huevos no sobrevivirían afuera.

Una pitón en la naturaleza.

Foto David Clode/Unsplash

4. Las serpientes no tienen párpados

Las serpientes tienen fosas nasales, pero no las usan para oler. En cambio, han evolucionado para oler con la lengua y usando el órgano de Jacobson en el paladar. Su sentido del olor es bastante bueno y también se ha descrito como "olor en estéreo". Tienen una lengua bífida y múltiples receptores capaces de captar diferentes cantidades de señales químicas.

5. Las serpientes huelen con la lengua

Cuando las serpientes están comiendo, no pueden evitar tragar la comida entera porque no pueden masticar. En cambio, las serpientes tienen mandíbulas muy inferiores flexibles que les permiten comer animales que son entre un 75 % y un 100 % más grandes que su propia cabeza. Los químicos en su tracto digestivo hacen todo el trabajo y descomponen los alimentos una vez ingeridos.

A ball python in the wild

6. Sus modales en la mesa son diferentes a los nuestro

Cuando las serpientes están comiendo, no pueden evitar tragar la comida entera porque no pueden masticar. En cambio, las serpientes tienen mandíbulas muy inferiores flexibles que les permiten comer animales que son entre un 75 % y un 100 % más grandes que su propia cabeza. Los químicos en su tracto digestivo hacen todo el trabajo y descomponen los alimentos una vez ingeridos.

7. Las serpientes tienen algo en común con nosotros

Si bien las serpientes son muy diferentes a nosotros, también tenemos cosas en común. Una de las similitudes más notables es que su piel está hecha de queratina, al igual que nuestras propias uñas y cabello. La piel se siente realmente muy similar a nuestras propias uñas. Mientras las personas humanas nos cortamos las uñas o el cabello, las serpientes cambian su piel, a menudo en una sola pieza.

Una serpiente negra arrollada en una rama.

Foto Marius Masalar/Unsplash

8. Las serpientes tienen 5 formas de locomoción

Imagina una serpiente moviéndose a través de la hierba. ¿Qué imaginas? ¿El conocido movimiento en “S”? Esta es la forma de locomoción más común en las serpientes, también conocida como ondulación lateral. Pero las serpientes tienen otros cuatro tipos de movimiento. Las serpientes arborícolas, por ejemplo, utilizan una forma de locomoción que consume siete veces más energía, llamada concertina. Incluso hay una locomoción especial que se usa cuando una serpiente intenta escapar sobre una superficie lisa, conocida como empuje deslizante.

9. Son "energizadas mediante energía solar" y dependen completamente de fuentes externas de calor y luz

Los reptiles a veces se etiquetan como "de sangre fría", pero esto es incorrecto ya que su sangre no es realmente fría. El término exacto es ectotérmico, lo que significa que su temperatura corporal es variable y está regulada por fuentes externas. A diferencia de los mamíferos y las aves que son capaces de regular internamente su temperatura corporal, los reptiles necesitan utilizar fuentes de calor, como el sol, para calentarse.

10. Las serpientes son víctimas del comercio de vida silvestre

Además de ser incomprendidas, las serpientes son víctimas del cruel comercio de vida silvestre que las toma de la naturaleza o las cría en cautiverio para venderlas como mascotas o usarlas en entretenimiento turístico. 

Ilegal o legal, tomada de la naturaleza o criada en cautiverio, nada cambia la realidad de que las serpientes comercializadas sufren porque no son animales domésticos, son animales silvestres que nunca verán sus necesidades e instintos completamente satisfechos viviendo en cautiverio. 

Lee más razones por las que las serpientes no son una mascota adecuada. 

Conoce el cruel comercio de pitones bola africanas.  

Puedes ayudar a proteger a las serpientes compartiendo esta información para que más personas las conozcan y haciendo la promesa de no comprar mascotas exóticas ni asistir a atracciones turísticas con animales silvestres usados en entretenimiento. 

Más sobre