Leo la tuátara y Squirtle la tortuga encerrados en el terrario que habitan.

La nueva película de Adam Sandler transmite el mensaje equivocado sobre las “mascotas” de salón de clase

Blog

En la película de Adam Sandler, el personaje Leo al creer que su muerte es inminente pasa tratando de escapar a la naturaleza. Tiene una canción donde lamenta todo lo que se ha perdido desde explorar, buscar alimento, hasta escoger una pareja. Le dice a un estudiante, “Debo decirte, la verdad es que, ningún animal quiere estar encerrado.” En la película “Leo” se muestra compasión por los reptiles y hamsters que sufren en las aulas, pero estos siguen siendo el chiste de la historia.

En la imagen de arriba: Leo la tuátara y Squirtle la tortuga encerrados en el terrario que habitan. Imagen tomada de Netflix. 

Leo, el nuevo musical animado de Adam Sandler en Netflix,  muestra la historia de un aula de quinto grado a través de los ojos de dos “mascotas” de clase. Leo, un tuátara cuya voz es la de Adam Sandler y Squirtle, una tortuga cuya voz es la de Bill Bur, han vivido en un terrario en la misma aula por décadas. 

Cuando una maestra sustituta cascarrabias se hace cargo, los estudiantes caen en picada y dependen de Leo para obtener orientación y apoyo.

La película Leo reconoce los problemas con las “mascotas” de clase pero se queda corta

En “Leo” se es consciente que los programas de “mascotas” de clase son peligrosos, crueles e incluso mortales para los animales. En una escena, vemos niños de kindergarten lanzando alegremente por el aire una jaula llena de hámsteres aterrorizados y a un conejo siendo rociado con un extintor.

Cuando la maestra sustituta revive la política para que los estudiantes puedan llevar a Leo y a Squirtle a sus casas los fines de semana, Squirtle protesta, diciendo:

¿Recuerda lo que sucede en la casa de los niños? Se olvidan de alimentarte o abusan de tí.

Vemos un flashback de Squirtle siendo tirado a un jacuzzi, la cola de Leo siendo cortada y Squirtle siendo tatuado. Estas son cosas muy serias, pero se están presentando como un chiste.

Leo con los ojos llorozos mirando al horizonte.Leo lamenta todo lo que se ha perdido por estar encerrado: desde explorar, buscar alimento, hasta escoger una pareja. Imagen tomada de Netflix.

Leo y Squirtle no pertenecen en los tanques

Si bien el tema de la “mascota” de clase es tristemente turbio en Leo, la película sí deja claro que los animales silvestres sufren en cautiverio. Leo, al creer que su muerte es inminente, pasa la película tratando de escapar a la naturaleza.

Tiene una canción donde lamenta todo lo que se ha perdido desde explorar, buscar alimento, hasta escoger una pareja. Le dice a un estudiante, 

Debo decirte, la verdad es que, ningún animal quiere estar encerrado. 

(Alerta de spoiler)

Al final de la película, Leo es abandonado en los Everglades donde lucha por sobrevivir antes de ser salvado por los estudiantes. Si bien un Leo de la vida real nunca podría ser liberado de manera segura en la naturaleza (la película lo hace bien), los espectadores no tienen el desafío de preguntarse si hay otro lugar al que podría ir (como un santuario o un centro de rescate) o cuestionarse si los animales deberían ser “mascotas” de clase en absoluto. En cambio, la película termina con Leo y Squirtle siendo transferidos a un salón de clases de jardín de infantes.

Es probable que pocas personas fans de Adam Sandler estuvieran esperando que su próxima película fuera un tratado sobre los derechos de los animales. Pero si vas a hacer una película sobre “mascotas” de clase que reconoce que los animales no son felices en jaulas o siendo manipulados por personas, entonces ¿no vale la pena un final o incluso sólo unas pocas líneas que ayuden a asegurar que futuros Leos y Squirtles no sufran también? 

Leo subido sobre Squirtle, cochando el puño con un humano a través del cristal de su terrario.Imagen tomada de Netflix. 

Los animales silvestres no son mascotas

Evita que historias como las de Leo y Squirtles se repitan compartiendo este artículo y comprometiéndote a nunca comprar un animal silvestre como mascota. 

Si quieres traer un animal a tu vida, adopta animales domesticados como perros y gatos. 

Si ya tienes un animal silvestre como mascota:

  1. Nunca lo liberes a la naturaleza
  2. Busca consejo veterinario experto en su especie para darle los mejores cuidados.
  3. Si no puedes tenerlo, busca un santuario de alto bienestar donde puedas llevarlo.
  4. Comprométete a nunca más comprar mascotas exóticas. 

Contenido relacionado:

Descarga libro para colorear y actividades sobre animales silvestres.

Descarga libro de colorear y actividades para niños

Actúa ahora

Descarga este libro de actividades de World Animal Protection y explica a niños y niñas la importancia de proteger a los animales.

Una iguana en la naturaleza, donde pertenecen. Los reptiles son animales silvestres, no mascotas.

Para niños: vida silvestre no mascotas

Campañas pasadas

Tu casa no es hogar para un animal silvestre, su lugar es la naturaleza. Aprende cómo estamos luchando contra el cruel comercio de mascotas exóticas.

A ball python in the wild

10 datos sobre las serpientes

Blog

Las serpientes son animales maravillosos que lamentablemente todavía son muy incomprendidos por muchas personas. Así que hoy te traemos 10 razones por las que las serpientes son animales asombrosos que merecen respeto y protección.

Blog del Equipo

Más sobre