Las instalaciones de una granja industrial cubiertas casi en su totalidad por una inundación. Imagen de: Nick Schafer Media / We Animals Media

World Animal Protection revela cómo la producción animal industrial está contribuyendo al cambio climático

Noticias

Instamos a la COP28 a detener la huella de carbono y crueldad de las granjas industriales, especialmente en los países del Sur Global que son los más afectados. Nuestro nuevo estudio muestra cómo las granjas industriales contribuyen al menos con el 11% de los gases de efecto invernadero, lo que empeora los desastres climáticos.

En la imagen las instalaciones de una granja industrial cubiertas casi en su totalidad por una inundación. Cada año decenas de miles de animales mueren en granjas industriales durante desastres. Crédito: Nick Schafer Media / We Animals Media.

El costo de las emisiones de las granjas industriales

Una nueva investigación publicada de World Animal Protection demuestra cómo la crueldad de las granjas industriales está contribuyendo con al menos el 11% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial, alimentando así la crisis climática.

El reporte “Cómo las emisiones de la producción animal industrial empeoran los desastres climáticos en el Sur Global” detalla cómo la producción animal intensiva, conocida como granjas industriales, está afectando a la agricultura en pequeña escala, que contribuye a los medios de vida y la seguridad alimentaria de 1.7 mil millones de personas.

El reporte señala que las granjas industriales del Norte Global son responsables de daños valorados en 8.65 mil millones de dólares en los recientes desastres en África, Asia y América del Sur.

Para el año 2050, los costos económicos asociados con los desastres provocados por el clima a nivel mundial podrían superar los mil millones de USD anuales a medida que los impactos del cambio climático se intensifican.

un incendio forestal consume una gran extensión de selva tropical. Fotografía: Noelly Castro / World Animal Protection

Alimentación animal y cambio climático

Nuestra investigación encuentra que las granjas industriales podrían ser responsables de más de 100 mil millones de dólares de ese costo. La producción animal intensiva, un negocio que consume muchos recursos, libera una gran proporción de gases de efecto invernadero a la atmósfera, lo que empeora las olas de calor, los incendios forestales, las inundaciones y las sequías.

Grandes extensiones de hábitat silvestre son destruidas para cultivar cultivos destinados a la alimentación animal, lo que provoca la muerte de especies silvestres y la liberación de más carbono, además el trayecto desde la granja industrial hasta el plato emite alrededor de seis billones de toneladas de emisiones a la atmósfera.

Los productores de carne más grandes del mundo

Estas prácticas éticamente cuestionables e insostenibles son perpetuadas por los mayores productores de carne del mundo, que están obteniendo ganancias récord a expensas de las comunidades vulnerables, los animales y el medio ambiente.

En Estados Unidos, sólo cuatro grandes conglomerados (Tyson, JBS, Marfrig y Seaboard) controlan aproximadamente entre el 55% y el 85% del mercado estadounidense de carne de cerdo, res y pollo. Sus ganancias brutas han aumentado colectivamente en más de un 120 % desde antes de la pandemia de COVID-19, y sus ingresos netos han aumentado un 500 %.

Un cerdo mira con miedo.Las granjas industriales no solo son una amenaza para el planeta. Además, causan dolor y sufrimiento a millones de seres sintientes al año. Fotografía: World Animal Protection / Tracks Investigations.

JBS: el mayor productor de carne y condenado por deforestación

El mayor productor de carne del mundo, JBS, con sede en Brasil, ampliamente condenado por acelerar la deforestación, anunció recientemente un récord de 72.600 millones de dólares en ingresos netos globales.

Se espera que la agricultura industrial aumente en el Sur Global, impulsada por un aumento previsto del 30% en la demanda de carne en África (partiendo de una base baja), un 18% en Asia Pacífico y un 12% en América Latina para 2030.

Esto no solo aumentará las emisiones de las granjas industriales y al empeoramiento de los desastres relacionados con el clima, sino que también reemplazará a los productores sostenibles y agroecológicos junto con sus sistemas agrícolas independientes y diversificados.

La COP28 debe terminar con las granjas industriales

Según detalla el informe los países africanos tendrán que gastar 53.000 millones de dólares anuales para adaptarse a la crisis climática para el año 2030. Para abordar su significativa responsabilidad en el cambio climático, World Animal Protection está instando a los gobiernos en la COP28 a imponer una moratoria de 10 años en las nuevas aprobaciones de granjas industriales y detener la rápida expansión global de este sistema alimentario defectuoso.

Steve McIvor, director ejecutivo de World Animal Protection, dice: 

Como detalla nuestro informe, la crueldad hacia los animales y el cambio climático están interrelacionados. Hasta que no eliminemos la crueldad hacia los animales en la producción, el cambio climático empeorará. La producción animal intensiva plantea un obstáculo fundamental para lograr los objetivos establecidos en el Acuerdo Climático de París y arroja una sombra oscura sobre la perspectiva de un futuro climáticamente seguro.

Las granjas industriales no sólo causan sufrimiento a miles de millones de animales y la destrucción de hábitats silvestres. Están socavando la seguridad alimentaria de comunidades de todo el mundo. La tierra que podría usarse para cultivar para los humanos o para proteger la vida silvestre se usa en cambio para plantar cultivos para alimentar a los animales de granjas industriales. Es simplemente una cadena alimentaria destructiva y derrochadora.

un grupo de gallinas pasta al aire libre en una granja de gran extensión.Es necesario que el sistema actual de producción de alimentos se transforme para que sea de alto bienestar y más basado en plantas. Fotografía: WSPA / Colin Seddon.

Kelly Dent, directora global de enlace externo de World Animal Protection, expresa: 

Las y los líderes mundiales deben actuar de manera significativa en la COP28. La industria de las granjas industriales debe rendir cuenta ante los gobiernos y los recursos financieros deben dirigirse a las comunidades del Sur Global que se encuentran en la primera línea del cambio climático.

La COP28 debe tomar medidas para fortalecer un suministro de alimentos de forma humana y sostenible, con los gobiernos retirando los subsidios a la carne y los lácteos industriales, y redirigiendo el apoyo a alimentos basados en plantas de manera que respalde a los pequeños productores. Los animales que permanecen en las granjas industriales deben ser eximidos de las formas más crueles de sufrimiento. 

Lee el reporte “Cómo las emisiones de la producción animal industrial empeoran los desastres climáticos en el Sur Global” completo:

Ver reporte

Contenido relacionado: 

Nuevo reporte expone cómo las granjas industriales están impulsando la crisis climática

Noticias

El nuevo reporte de World Animal Protection revela el verdadero impacto de la producción intensiva, conocida como granjas industriales, en nuestro planeta y expone cómo la continua expansión de esta actividad pondrá fuera de alcance el logro de los objetivos del Acuerdo Climático de París y un futuro seguro para el clima.

Lion Farm South Africa

Nuestro sistema alimentario global está fuera de control

Blog

Los sistemas de producción intensiva, conocidos como granjas industriales, causan el sufrimiento de miles de millones de animales, causan el cambio climático, impulsan la pérdida de biodiversidad y amenazan la salud pública. La raíz es nuestro sistema alimentario global, que está roto y fuera de control

Blog del Equipo

Las soluciones al cambio climático incluyen reducir el consumo de carne

Blog

Nuestro sistema alimentario ahora está bajo el foco de atención en la carrera para encontrar soluciones al cambio climático. Los gobiernos deben dejar de pasar por alto el número cada vez mayor de víctimas que la producción intensiva se está cobrando en nuestro planeta.

Blog del Equipo

Más sobre