Sea un turista amigable con los animales

03/10/2014

El turismo sostenible con animales silvestres es una alternativa en crecimiento y un medio de subsistencia importante en nuestra región. Es también, una opción de desarrollo económico para las comunidades.

Algunos ejemplos son: visitas a parques nacionales, avistaje de aves (birdwatching), avistaje de cetáceos, recorridos con profesionales como guardaparques u organizaciones dedicadas.

Además de bajarte la GUÍA DEL TURISTA AMIGABLE CON LOS ANIMALES podés tener en cuenta estos consejos para disfrutar en forma sustentable: 

  • No establecer contacto directo con los animals. No tocarlos ni alimentarlos.  
  • No nadar con delfines. Los barcos o balsas pueden acercarse hasta 50 metros. Respetar capacidades de carga de visitants en embarcaciones.  
  • Observar a los animales de forma tranquila, sin música, ruidos o cualquier otro factor que pueda generar estrés o modificar su comportamiento natural o patrones migratorios. ​

El Boto (Delfín Rosado del Amazonas) como atracción turística 

El avistaje de cetáceos es una alternativa exitosa para el desarrollo de las comunidades costeras y, en el caso del Boto (delfín rosado), también para las comunidades ribereñas. De los turistas que visitan Leticia, en Colombia, el 90% están interesados en ver delfines de río. Puerto Nariño es uno de los mejores lugares para hacerlo. 

 Los principales desafíos de América Latina 

En nuestra región encontramos muchos casos donde los animales son utilizados en la industria del entretenimiento. 

  • Circos: hay elefantes, leones, tigres, monos, zebras. Su entrenamiento está basado en maltratos y sojuzgamiento.  
  • Delfinarios: Podemos ver un reporte de delfines en cautiverio en México y República Dominicana.  
  • Extracción de primates y perezosos para tomarse fotos. Luego son abandonados o los llevan a los centros de rescate. 
  • Un mal ejemplo de turismo no amigable con animales es Isla de los Micos en Colombia  
  • La granja de tortugas de Islas Caimán 
  • El Zoológico de Luján, en Argentina, donde se utilizan fármacos para tranquilizar grandes felinos para que los visitantes puedan sacarse fotos en contacto con ellos. 
  • Promoción de fincas de caza (por ejemplo en México). 

Si amamos a los animales los vamos a querer ver en su hábitat y sin perturbar su vida. Bajate la Guía del turista amigable con los animales.