Osa rescatada en Nepal muere al ser secretamente enviada a zoológico

15/03/2018

Estamos devastados al saber que los osos \"bailarines\" que ayudamos a rescatar en Nepal fueron trasladados a un zoológico, donde Sridvi murió. Exigimos que el gobierno explique por qué los osos fueron hacia allí y que garantice la protección de Rangila, el oso sobreviviente.

"Teníamos la esperanza de que ella viviera el resto de su vida en un ambiente natural, libre de sufrimiento"

Los dos últimos osos bailarines de Nepal fueron rescatados en condiciones precarias, víctimas de un mercado cruel que los explotaba para el entretenimiento de las personas.

Ayudamos a rescatar a Stryvi y Rangila a finales del año pasado:

El objetivo era que, después de una vida llena de sufrimiento, esos osos fueran encaminados a un santuario especializado, en la India, donde podrían vivir el resto de sus años felices y con altos estándares de bienestar - una oportunidad que jamás debería haber sido tomada de los animales.

Los osos rescatados, Rangila y Sridvi, fueron secretamente llevados al Zoológico Central de Jawalakhel, tras una autorización del Departamento de Parques Nacionales y Conservación de Vida Silvestre de Nepal. La osa, Sridvi, murió por los cuidados del zoológico, que ya había sido criticado por mantener a los animales en pésimas condiciones. Las causas de su muerte no fueron divulgadas.

"Estamos muy frustrados con lo que pasó con Sridevi, queremos que las autoridades gubernamentales provean, con urgencia y seguridad, el transporte de Rangila al santuario en la India", declaró Neil D'Cruze, Consultor Senior de Vida Silvestre de Protección Animal Mundial.

Condiciones inaceptables para un oso

Sorprendentemente, el gobierno se dice "satisfecho" con las condiciones en que el zoológico mantiene al oso sobreviviente. Pero los videos que recibimos de Rangila en el Zoológico de Jawalakhel demuestran que no está bien.

Rangila detrás de las rejas en el Zoológico Central de Jawalakhel

En las imágenes, Rangila está caminando hacia adelante y hacia atrás y balanceando la cabeza compulsivamente - señales claras de estrés y trauma psicológico.

Rangila está muy lejos de la vida maravillosa que estaba destinado a tener en el santuario de la India.

"El santuario en Agra, que estaba preparado para recibir los osos, tiene veterinarios, cuidadores y es una instalación donde los osos son traídos para vivir bien y ser protegidos por el resto de sus vidas", dijo Manoj Gautam, del Instituto Jane Goodall de Nepal , organización que nos apoyó en el rescate.

Los osos perezosos se enumeran en la CITES I (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Silvestres de extinción), lo que requiere una burocracia específica para que sean enviados a la India, incluyendo una licencia de exportación e importación de ambas las naciones para que el oso pueda atravesar la frontera.

Este procedimiento ya se hizo una vez, hace unos 10 años, con otro oso bailarín de Nepal. Por lo tanto, sabemos que hay precedentes para que la operación sea realizada.

Nepal necesita proteger el Rangila

Junto al Instituto Jane Goodall Nepal, estamos en contacto con el Departamento de Parques Nacionales y la Conspiración de la Vida Silvestre de Nepal, que nos informaron que la documentación sería solicitada al Ministerio de Bosques y Conservación del suelo para transferir Rangila al santuario de osos, India.

Rangila en una jaula en el Zoológico Central de Jawalakhel

Sin embargo, estamos preocupados de que este proceso se vea dificultado por las recientes elecciones en Nepal, que dejaron vacantes algunas posiciones y cargos clave en el ministerio.

Como no hay plazo definido para esos nombramientos, estamos apelando a las autoridades competentes en Nepal e India para garantizar que la documentación necesaria sea proporcionada inmediatamente. Vamos a luchar para que Rangila pueda atravesar la frontera y llegar al santuario, un lugar más adecuado para cuidar de él.

No podemos permitir que Rangila sufra el mismo destino que Sridvi. El gobierno de Nepal necesita actuar ya y garantizar su seguridad.