Bebé perezoso se recupera el santuario después de ataque traumático

12 de junio del 2018

Después de ser rescatado, este joven macho ahora está siendo rehabilitado y preparado para su liberación en la naturaleza.

Para los perezosos jóvenes, ser abrazados y estar cerca de sus madres es un comportamiento crítico en su maduración y crianza.

Desafortunadamente, este joven perezoso macho en Sincelejo, Colombia, fue arrancado de los brazos de su madre en un ataque que sólo puede describirse como traumático y grotesco.

El perezoso atendido por el personal de AIUNAU. Foto de AIUNAU

Un día trágico

Se informa que el bebé perezoso y su madre fueron atacados por un grupo de niños locales que mataron a su madre y lo arrancaron de su pecho, del cual se aferraba desesperadamente.

Un transeúnte vio que lo que ocurría y logró rescatar al joven perezoso del ataque. Lo llevaron a la autoridad ambiental local, que contactó de inmediato con el santuario de perezosos AIUNAU.

Tinka, la fundadora de AIUNAU, fue llamada por la autoridad ambiental local en Sincelejo para que recogiera al traumatizado perezoso, que aún no había recibido un nombre.

El perezoso siendo atendido por el personal de AIUNAU. Foto de AIUNAU

Cuando el perezoso llegó al santuario, parecía extremadamente estresado y se negaba a comer. Le llevó tres días hasta que finalmente comenzó a sentirse cómodo y comer adecuadamente.

Ahora se le está dando atención las veinticuatro horas del día y es probable que permanezca en el santuario durante al menos un año para una recuperación completa, y para la rehabilitación antes de ser liberado de nuevo en la naturaleza.

Nuestro trabajo con perezosos

Estamos financiando la construcción de dos nuevos recintos, que simulan el hábitat natural de un perezoso en AIUNAU en Caldas, Colombia.

Estos pequeños hábitats han sido cuidadosamente diseñados para brindar la mejor atención y libertad a los perezosos rescatados que pueden rehabilitarse aquí con la esperanza de que algún día puedan volver a ser liberados. Foto de AIUNAU

Estos recintos son donde el bebé perezoso será rehabilitado hasta que esté listo para sobrevivir por sí mismo.

Recibe actualizaciones sobre este perezoso y otros animales a los que ayudamos registrándote para recibir nuestros newsletter

Imagen superior proporcionada por AIUNAU.

Cuando llegó al santuario, se veía extremadamente estresado y se negó a comer. Tardó tres días en comenzar a comer correctamente.

Dígale al mundo