La selva Amazónica es conocida mundialmente por su extraordinaria vida silvestre. Y esa fama ha atraído a un número cada vez mayor de turistas que quieren tomarse selfies con sus fascinantes animales.

Este "comercio de selfies" es el responsable del sufrimiento de animales como el delfín rosado, caimanes, serpientes y, en especial los perezosos.

Arrancados de la naturaleza por personas que explotan cruelmente la vida silvestre para obtener ganancias, esos animales son sometidos a abusos físicos - muchos son golpeados hasta quedar sumisos - y atrapados en lugares sucios y apretados. Todo esto para que las personas los usen como accesorios en fotos.

No seas parte de eso. Comprométete a proteger los animales silvestres. Firma ahora nuestro Código de Selfie con Animales Silvestres.

Este es nuestro Código de Selfie:

NO TOMES una selfie con animales silvestres si :

  • Está siendo sostenido, abrazado, o sujetado
  • Lo puedes atraer ofreciéndole comida
  • Puedes hacerte daño

TOMA una selfie con animales silvestres si :

  • Puedes mantener una distancia segura de él
  • Está en su hábitat natural
  • Es libre de moverse y no está en cautiverio

Firma el Código de Selfie con Animales Silvestres

Muchos turistas toman selfies de este tipo porque aman a los animales. Pero si supieran todo el sufrimiento que los animales silvestres pasan, dejarían sus celulares y cámaras de lado.

Entre los 34 miles de millones de imágenes posteadas por 700 millones de personas en Instagram, nuestra investigación encontró decenas de miles de selfies tomadas con animales silvestres. Más información en nuestro informe.

Estas fotos capturan un momento de alegría para ser compartidos con amigos, pero no registran el estrés y el sufrimiento de los animales. Además, al compartir este tipo de imágenes se envía un mensaje a cientos, hasta miles de personas de que es aceptable usar animales como accesorios para fotos.

Influencia de Instagram

Con su influencia global, Instagram puede cambiar el diálogo sobre selfies con animales silvestres y difundir el mensaje de que el uso de estos animales como accesorios para fotos es inaceptable.

Desde el inicio de nuestra campaña #SelfieSinCrueldad, estuvimos trabajando directamente con la plataforma - una de las más grandes del mundo, para mostrar que es incorrecto retirar los animales de sus hábitats naturales para oportunidades de foto.

Gracias al apoyo de las más de 255.000 personas que ya han firmado el Código de Selfie desde el inicio de diciembre de este año, Instagram pasó a alertar a sus usuarios sobre el sufrimiento que esas fotos pueden causar a miles de animales silvestres.

Únete al movimiento 

Comprométete a acabar con la crueldad en el turismo con animales y haz tu voz sea escuchada

Dígale al mundo