Sé guardián del delfín rosado

Únete a los más de 225 mil personas alrededor del mundo que han firmado para poner fin a la matanza del delfín rosado y ayuda a proteger a este magnífico animal del Amazonas.  

Sé parte del movimiento#GuardiánDelDelfínRosado

Delfín rosado no es carnada

Nativo del Amazonas, el delfín rosado ha sido cazado y matado de forma cruel en Brasil. La carne del animal es usada como carnada para pescar piracatinga. 

Esta actividad no solamente es ilegal, si no también es realizada de forma extremadamente cruel. Imagina el delfín más grande de agua dulce siendo cercado, preso por una red y golpeado hasta la muerte. Otras veces, el animal es herido con un arpón y amarrado en ramas de árboles por la cola. Los delfines rosados pueden tardar varios días para morir, luchando para libertarse, con hambre y extremo sufrimiento.

¿El motivo? Midiendo hasta 2 metros de largo, el cuerpo de este inteligente animal es cortado en pedazos, que son dejados en una jaula de madera para atraer la piracatinga. Ese es un pescado necrófago, que se alimenta de carne en descomposición.

Esta práctica arrastra a otras víctimas en el Amazonas: entre ellas, el cocodrilo açu  y el delfín tucuxi. 

Un problema complejo

En 2014, el gobierno brasileño dio el primer paso para acabar con la matanza de los delfines rosados: decretó una moratoria que prohíbe la comercialización de piracatinga y fue establecida en todo Brasil. Esta medida entró en vigencia en enero de 2015 y es válida por 5 años.

A pesar de ser un avance importante, la moratoria por sí sola no es suficiente para detener la caza ilegal y necesita venir acompañada de una fiscalización rigorosa – especialmente en la frontera con Colombia, principal mercado consumidor de piracatinga. Su comercialización aún es permitida en el país y el bagre termina siendo vendido engañosamente como capaz o capacete (otra especie). Desinformados, los consumidores siguen promoviendo indirectamente la matanza de delfines rosado en el Amazonas.

World Animal Protection recibió denuncias de que la caza ilegal aún sigue en Brasil, además de la Bolivia y el Perú.

¿Por qué salvar al delfín rosado?

Ese magnífico cetáceo de agua dulce sólo existe en las cuencas de los ríos Amazonas y Orinoco, que se extienden por Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. La especie es juguetona, curiosa e inteligente. Sus poblaciones, sin embargo, están disminuyendo hasta un 10% al año en algunas regiones por causa de la caza indiscriminada, según investigadores brasileños. 

Mira que estamos haciendo para proteger a los delfines rosados 

Sin los delfines rosados, esos ríos van a ser severamente afectados y podría generarse un desequilibrio en el ecosistema, ya que ellos cumplen una misión importante en la manutención de las poblaciones de pescados, retirando los individuos flacos o enfermos. Sin predadores naturales, el delfín rosado está en la cima de la cadena alimenticia y es un indicador de un hábitat saludable. 

Esos simpáticos animales podrían ser extintos en 10 años si la caza ilegal continúa.

43 escuelas más del Amazonas tendrán lecciones sobre la protección del delfín rosado

 

Serie de videos busca actividades rentables y sostenibles que sustituyan la pesca de piracatinga. 

 

Ayuda al delfín rosado APU y otros animales del Amazonas a escapar de las redes de pesca

 

Dígale al mundo