Las pitones de bolas son animales silvestres. No mascotas

El comercio mundial de las pitones bola se basa en un mito: las serpientes no piensan ni sienten. Nuestro informe revela las verdaderas profundidades de la crueldad del comercio de pitones.

Sigue el viaje de una pitón bola desde su captura hasta convertirse en mascota, y todo lo que se encuentra en el medio, a continuación

Sufrimiento a escala

Las serpientes  están vivas y son animales que sienten. No son mercancía.
Aproximadamente 100,000 pitones bolas vivas son exportadas desde África cada año, principalmente a los EE. UU. Las pitones bola no son agresivas por naturaleza, por lo que son un blanco fácil para ser tomadas y vendidas globalmente.

Proteger las pitones silvestres no es nuestra única preocupación urgente.Miles de pitones bolas criadas en cautiverio son amontonadas en pequeños tanques y sometidas a crueles condiciones y prácticas de cría. Capturada o criada, la vida en cautiverio no es vida para un animal silvestre.

Necesitamos terminar con esta cruel industria ahora. Mas allá del terrible sufrimiento de los animales silvestres, este comercio global también pone en peligro a las personas, como ocurrió por ejemplo con la pandemia del coronavirus por la explotación de vida silvestre.

¿Ya viste nuestro documental "Sufriendo en silencio" en el que mostramos de cerca el cruel comercio de pitones? Míralo ahora: 

Acabemos con esta crueldad

Hacemos un llamado a los gobiernos de todo el mundo para que pidan el fin del comercio mundial de la vida silvestre.
Únete y pidamos al G20 acabar con el comercio de vida silvestre y comprométete a no comprar animales silvestres como mascotas. Juntos, podemos terminar con este cruel comercio.

El comercio mundial de animales silvestres es cruel, insostenible y pone en riesgo nuestra salud y la economía mundial. Exigimos a Mexico y Argentina ejercer el liderazgo correspondiente para proteger a las personas y animales de nuestra región y que junto con los países del G20, se comprometan a una prohibición global del comercio de animales silvestres, para siempre.

Toma acción ahora

Toma acción

Indicates required field

Marca ambas casillas para saber de nosotros:

18

No venderemos tu información con terceros. Si deseas dejar de recibir noticias nuestra escríbe a infola@worldanimalprotection.org. Haz click para obtener información sobre nuestra política de privacidad.

G20
65,111 signatures out of
1,000,000
more items

Caza

Bll python caught by hunter - photo by Aaron Gekoski for World Animal Protection

El proceso de cazar pitones silvestres es brutal

Los cazadores recorren el monte, generalmente en grupos acompañados de perros. Ellos cortan la maleza para sacar a las pitones de su madriguera, lo que les causa una angustia inmensa y lesiones.

Ball python held by hunter - photo by Aaron Gekoski for World Animal Protection

Pitón pelota en poder del cazador - foto de Aaron Gekoski para World Animal Protection

Son arrojadas en sacos, a menudo con muchas otras serpientes. Para animales solitarios como pitones bola, este proceso puede ser extremadamente traumático.

También aumenta el riesgo de enfermedad y muerte.

Este es solo el comienzo del doloroso viaje de una pitón bola para convertirse en una mascota.

Cría

Ball pythons being ranched - photo by Aaron Gekoski for World Animal Protection

Después de que las cazan, las pitones silvestres terminan en instalaciones de cría conocidas como ranchos

Las pitones  grávidas y sus huevos son especialmente seleccionados y mantenidos en ranchos para que las crías puedan ser exportados.

Bally python in a ranching facility in Ghana - photo by Aron Gekoski for World Animal Protection

Pitón bola en una instalación ganadera en Ghana - foto de Aron Gekoski para World Animal Protection

Se supone que una parte de las serpientes y sus crías deben ser devueltas de forma segura a la naturaleza, pero la investigación ha revelado que no siempre es así.

Muchos cazadores y ganaderos no siguen estas pautas, lo que pone en peligro las poblaciones de pitones silvestres.

La única manera de evitar que las pitones bolas estén expuestas a la crueldad y la pérdida de población es detener el comercio ahora.

Toma acción ahora

Toma acción

Indicates required field

Marca ambas casillas para saber de nosotros:

18

No venderemos tu información con terceros. Si deseas dejar de recibir noticias nuestra escríbe a infola@worldanimalprotection.org. Haz click para obtener información sobre nuestra política de privacidad.

G20
65,111 signatures out of
1,000,000
more items

Exposiciones y criaderos

Ball pythons at an exotic pet expo - photo by Aaron Gekoiski for World Animal Protection

¿Te imaginas un lugar más alejado de la naturaleza que una exposición de mascotas?

Fila tras fila de serpientes en tanques y frascos pequeños, estrechos e incómodos, se introducen en almacenes gigantes para ser examinadas y manipuladas como mercadería en un estante.

Ball pythons on display at an expo in the UK

Pitones bola en exhibición en una exposición en el Reino Unido

Para los animales silvestres como las pitones de bolas, esto es nada menos que tortura. ¿Cómo te sentirías si fueras forzado a entrar en un espacio tan pequeño que ni siquiera podrías pararte cuando quisieras?

Algunas de las pitones bola más buscadas se llaman "morfos". Estas serpientes han sido criadas de forma intensiva y selectiva para obtener colores y patrones inusuales, lo que significa que los criadores pueden venderlas a un precio más alto.

Pero estos patrones "geniales" tienen un costo terrible para el bienestar de las pitones.

Ball python morphs displayed at an expo in Memphis, USA - photo by Aaron Gekoski for World Animal Protection

Morfos de pitón bola exhibidos en una exposición en Memphis, EE. UU. - foto de Aaron Gekoski para World Animal Protection

La reproducción irresponsable puede dar lugar a trastornos genéticos y deformidades como "observación de estrellas", una condición en la que la cabeza de la pitón cae hacia atrás, por lo que constantemente están mirando hacia arriba.

Otro desorden, "cabeza tambaleante", lleva a las cabezas de las pitones a temblar incontrolablemente.

Como mascotas

Ball python being held at an expo