Bienestar de los animales de granja

Los animales de granja criados humanitariamente son más saludables – por eso mejoramos el bienestar de los animales y la campaña para cambiar las formas de cría más intensivas

Protegemos a los animales de granja

La cría humanitaria de animales es mejor para todos. Los animales viven más tiempo, son más saludables y más activos. La cría de alto bienestar puede ser menos perjudicial para el medio ambiente. Y los agricultores también pueden ganar más. Así que trabajamos con los gobiernos, los agricultores y los consumidores en todo el mundo – haciendo campaña a favor de los animales de cría y  asociándonos con empresas para demostrar que la cría puede ser sostenible y rentable.

Trabajamos con los agricultores para mejorar el bienestar de los animales y mantener a los animales en un ambiente donde pueden comportarse naturalmente

Bienestar de los animales de granja: los beneficios

Las granjas humanitarias son mejores para los animales, las personas y el medio ambiente:

  • Criar animales humanitariamente puede utilizar menos alimentos, combustible y agua que la cría intensiva, reduciendo los costos y la contaminación.
  • Las granjas humanitarias pueden crear puestos de trabajo, aumentar las ganancias y mantener suministros de alimentos locales sanos.
  • A través del cultivo de cosechas y el ganado, las granjas humanitarias pueden reducir el daño ambiental – reciclando los nutrientes y mejorando el suelo.
  • A menudo se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero cuando los animales están sanos y gozan de buen bienestar.

El bienestar de los animales de granja: nuestro trabajo

En World Animal Protection ayudamos a las empresas y a los agricultores a adoptar métodos de cría sin estrecho confinamiento de los animales, pues causan dolor y malestar. Y ayudamos a crear condiciones donde los animales son más capaces de expresar sus comportamientos naturales y moverse libremente, lo cual reduce la necesidad de prácticas dolorosas como la sección de la cola (que se utiliza para detener el ataque entre cerdos hacinados en la cría intensiva). 

Dígale al mundo

Los gobiernos y los agricultores están viendo los beneficios de cambiar a la agricultura ética.

El cambio ya está sucediendo. En 2012, el uso de inhóspitas jaulas en serie – que confinan a las gallinas a un espacio más pequeño que el tamaño de un papel A4, está siendo gradualmente suprimido por muchas compañías que están cambiando a graneros y cría en libertad. Mantener a las cerdas durante el embarazo en establos tan apretados que son incapaces de dar la vuelta fue prohibido por la Unión Europea en 2013.

Así que es hora de mantener la presión. Juntos, podemos exhortar a la industria de la agricultura global para garantizar a los animales de granja una vida digna de ser vivida.

Apoye una Declaración Universal sobre el Bienestar Animal ahora.

Media
Media