Un delfín bebé murió a manos de turistas. La historia pudo ser diferente.

18 de febrero del 2016

En recientes días trascendió la cruel muerte de un delfín, que fue sacado del mar por turistas de la playa Santa Teresita, en Argentina.

¿El objetivo de los turistas? Tomarse fotografías con él.

Esta es una muerte trágica y sin sentido, que tristemente revela que algunas personas solo piensan en obtener una fotografía perfecta con un animal, en lugar de preocuparse por el bienestar del animal. Si puedes acariciar, montar o fotografiarte con un animal silvestre, entonces el animal probablemente esté sufriendo.

Los animales silvestres pertenecen a su hábitat natural, y los turistas de la playa en Argentina debieron haber pedido ayuda inmediatamente para regresar a este pobre bebé delfín al océano, en lugar de utilizarlo como simple utilería para sus fotografías.

"Aparte de la trágica muerte de este delfín Franciscana, es importante recalcar  lo preocupante de la cultura de los selfies con animales silvestres, la cual es promovida por parques que idealizan encuentros directos con animales silvestres para  tomar la foto de tu vida, sin que se tomen en cuenta las consecuencias sobre el bienestar del animal y hasta un posible riesgo de muerte", dijo el Oficial de Vida Silvestre de World Animal Protection, Roberto Vieto.
 
"La tendencia de querer estar más cerca o manipular el animal debe detenerse, por el eso el llamado es para que todas las personas amantes del los animales hagan una observación responsable de ellos, sin ocasionarles sufrimiento y estrés, y a los establecimientos que tienen animales silvestres con el objetivo de ofrecer fotos a sus visitantes, que detengan esta actividad, ya que envía un mensaje totalmente erróneo de lo que es un encuentro responsable con un animal silvestre", añadió Vieto.

El encontrar un delfín bebé en la orilla de la playa suele significar que su madre murió. Regresarlo al océano es lo correcto, y puede hacerse con ayuda profesional y entre dos personas. Esta pudo haber sido una historia exitosa de rescate, pero terminó en la innecesaria muerte de un delfín, todo para un selfie.

La fundación argentina Vida Silvestre manifestó a medios de comunicación que estos delfines, no pueden permanecer mucho tiempo fuera del agua. Su piel gruesa y grasosa le proporciona calor, por lo que la intemperie rápidamente le provoca deshidratación y la muerte.

Además del sufrimiento que le causaron al animal, los turistas no tomaron en cuenta que este delfín además está en peligro de extinción.

Conoce aquí cómo tú puedes ser un turista responsable en tu próximo viaje o vacaciones.

Si puedes acariciar, montar o fotografiarte con un animal silvestre, entonces el animal probablemente esté sufriendo.
Categorías: 

Dígale al mundo