Turistas no deben tener contacto físico con animales silvestres en el Amazonas, recomienda MPF

16 de junio del 2018

La orientación se basó, entre otros, en un informe de World Animal Protectionque expone la crueldad detrás de actividades turísticas con perezosos, caimanes, delfines rosados y otras especies nativas.

El Ministerio Público Federal (MPF) recomendó a las empresas de turismo y hotelería del Amazonas que dejen de promover el contacto físico de turistas con animales silvestres, bajo pena de suspensión de sus actividades e incluso incautación de bienes y equipamientos, incluyendo barcos y flotantes.

La recomendación son una respuesta del MPF a las crecientes denuncias de explotación de animales silvestres en el estado. Entre ellos, están los datos publicados en el informe " Un acercamiento a la crueldad:", de Protección Animal Mundial, que revela los efectos perjudiciales de la creciente popularidad de las selfies con esos animales.

"Las recomendaciones del MPF son un paso importante para garantizar el bienestar de los animales silvestres. El contacto directo y las selfies con esos animales necesitan ser prohibidos cuanto antes, de lo contrario miles de animales continuarán viviendo en estrés y sufrimiento permanentemente", explica João Vasconcellos de Almeida, Gerente de Campañas de Animales Silvestres de la Protección Animal Mundial.

El uso de animales silvestres en actividades turísticas es crimen (artículo 29 de la Ley nº 9.605 / 98 en Brasil) y las recomendaciones del MPF son documentos enviados a organismos públicos para orientarlos sobre la necesidad de observar las leyes, antes de ser accionados judicialmente.

Las atracciones que tengan animales en cautiverio tendrán hasta finales de junio de 2018 para regularizarlos junto a los órganos ambientales competentes.

El ministerio también orientó al Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama), el Instituto de Protección Ambiental del Amazonas (IPAAM) y el Batallón de Policía Ambiental a elaborar un plan para hacer fiscalizaciones periódicas en establecimientos que explotan animales silvestres. Las entidades también deben presentar proyectos de medidas compensatorias para promover la educación ambiental entre los turistas.

Además de la recomendación, el MPF notificó a seis empresas para la firma de un Término de Ajuste de Conducta, entre ellas la organizadora de Miss Amazonas 2016, declarada por el IBAMA tras divulgar video promocional de candidatas usando animales silvestres como accesorios.

Nuestro informe apoyó la decisión del fiscal

La recomendación del MPF fue publicada tras la audiencia pública celebrada en mayo por el procurador Leonardo Galiano. World Animal Protection estuvo presente en la reunión y presentó evidencias de la explotación cruel de animales silvestres por el turismo en la región Amazónica, publicadas en nuestro informe.

"Nuestra participación en la audiencia tuvo como objetivo principal alertar a la sociedad y a las autoridades sobre los impactos negativos causados ​​a los animales silvestres por el contacto con los turistas", cuenta João.

En 2017, nuestro equipo de investigaciones condujo el primer análisis exhaustivo de atracciones turísticas que ofrecen diferentes formas de contacto directo con la vida silvestre en América Latina.

Nuestra investigación reveló las crueldades cometidas contra animales sólo para que los turistas puedan tomar fotos con ellos y compartir en las redes sociales. La práctica no respeta las leyes de protección animal. Entre las especies más explotadas están delfines rosados, perezosos, monos y camanes.

Los animales se mantienen en condiciones precarias de bienestar, constantemente manipulados por los turistas y expuestos al flash de las fotografías y a los ambientes no naturales. Esto hace que sufran estrés, enfermedades, lesiones e incluso muerte prematura.

Selfie sin crueldad

Interactuar con delfines rosados, perezosos y otros animales silvestres puede parecer inofensivo - pero no lo es. Si puedes tocar, abrazar o tomar fotos con ellos, es muy probable que tengan una vida de sufrimiento.

Muchas personas van a este tipo de lugares porque aman a los animales. Pero si conocieran la crueldad escondida más allá de las lentes, dejarían sus celulares y cámaras de lado.

Únete al movimiento por el selfie sin crueldad.

Si puedes tocar, abrazar o tomar fotos con ellos, es muy probable que tengan una vida de sufrimiento.

Dígale al mundo