Seis puntos para tomar en cuenta si se te pierde tu mascota

17 de marzo del 2016

1. Los perros y gatos se pierden por razones diferentes

Los temperamentos de ambos animales son distintos, y las razones por las que se van de casa lo son también.

Algunos perros huyen por un deseo interno constante de salir a explorar. Otros no están siempre buscando irse de su hogar, pero la curiosidad les gana cuando la puerta o el portón quedan abiertos. Y en otros perros, el pánico activa su instinto de huida, ya sea que lo cause un estruendo o un accidente o evento traumático.

Los gatos, en cambio, son en general muy territoriales, y no dejan su hogar solo por mucho tiempo. Si un gato que acostumbra salir de casa no regresa en poco tiempo, es más probable que esté escondido en algún rincón del vecindario, generalmente por temor.

 

2. Piensa en todas las posibilidades

Hay muchos factores que influyen en encontrar a una mascota perdida.

  • Si tu mascota es muy amistosa y ama el contacto humano, puede que algún vecino la haya recogido y la tenga consigo.
  • Un día con buen clima puede hacer que el animal recorra más distancia que si, por ejemplo, estuviera lloviendo o haciendo mucho frío.
  • Un animal se irá más lejos en un terreno rural o abierto que en una zona residencial. Los perros
  • Las mascotas de raza mixta no se recogen tanto de la calle como las de razas puras.

 

3. Debes actuar rápido

Algunos dueños deciden sentarse a esperar a que su mascota regrese por su cuenta. Aunque casos así sí han ocurrido, no son la norma. Las primeras horas son cruciales para encontrar a tu animal, pues habrá recorrido menos distancia, y si está herido tendrás mejor chance de asistirlo para que sane.

 

4. Debes ser insistente

Tu búsqueda debe ser constante y agotar todas las posibilidades. Pregunta a tus vecinos, en los negocios cercanos, y en los refugios de mascotas. Consulta también a los veterinarios de tu zona, pues alguien pudo haber encontrado a tu perro o gato y dejarlo en una clínica.

Pregunta también en redes sociales, especialmente en grupos locales de dueños de animales, o de mascotas perdidas de tu localidad. Colocar carteles en lugares concurridos también puede servir.

Y por supuesto, sal a la calle y busca activamente a tu mascota perdida. Como dice el dicho: el que busca, encuentra.

 

5. Ten cuidado con las estafas

Algunas personas inescrupulosas dicen haber encontrado a una mascota perdida, contactan al dueño angustiado, y solicitan una recompensa, pero en realidad solo es un truco para obtener dinero. En ocasiones, el animal no es el que le pertenece al dueño, o del todo no hay animal.

Si te contactan diciendo que encontraron a tu mascota perdida, pídele a la persona una descripción detallada del físico y el temperamento del perro o gato.

 

6. Toma precauciones en cuanto puedas

Tener a tu mascota identificada con un collar y placa, o con un chip, es vital para que pueda regresar a tu hogar en caso de extravío. También es importante que castres o esterilices a tu mascota, y que tenga sus vacunas al día. Así evitarás que mientras se encuentre fuera de casa contribuya a que haya mas animales callejeros, o que se contagie de alguna enfermedad. Recuerda: la mejor cura es la prevención.

Dígale al mundo