¿Qué hacer si tu perro no respira?

17 de mayo del 2017

Los primeros auxilios no son sustitutos del cuidado veterinario ni deben retrasar la llegada de tu mascota a una clínica veterinaria.

Sabemos que muchos dueños les preocupa la salud de sus perros, y es por eso que te traemos consejos importantes de primeros auxilios en caso de que no tengas acceso a una clínica o hasta que tu mascota reciba tratamiento veterinario.  Recuerda que los primeros auxilios no son sustitutos del cuidado veterinario ni deben retrasar la llegada de tu mascota a una clínica veterinaria.

Lo primero que debes tener presente antes de ayudar a tu mascota es tu seguridad. Evita ser mordido o agredido. Si tu perro está lesionado, puede tener dolor, estar asustado o confundido. El dolor y el miedo pueden hacer a tu mascota impredecible, e inclusive peligrosa. No abraces a tu mascota. Si te deja que la acaricies, puedes hacerlo para calmarla.

Si tu perro no respira / Respiración Artificial

• Si tu perro no está respirando, pero todavía conserva latidos cardiacos, procede a realizar los siguientes pasos.

• Antes de dar respiración artificial: abre la vía aérea jalando la cabeza con cuidado para que se estire el cuello. Hala la lengua suavemente hacia afuera hasta que esté plana (ver imagen 1). Revisa la garganta y verifica que no haya algún objeto bloqueando la vía. Si no está bloqueada, debes dar respiración artificial.

Mantén al perro acostado en el piso y con el cuello extendido. Acuéstate al lado del perro, de manera que no tengas que torcer su cuello. Cierra el hocico de tu mascota con tus manos y sopla directamente en su naríz como si estuvieras inflando un globo, hasta que veas al pecho inflarse (ver imagen 2). Es importante que no soples demasiado fuerte, sino que lo hagas lentamente, porque podrías dañar los pulmones.

La cantidad de aire que soples va a depender del perro. Entre más grande, más aire, y entre más pequeño, menos aire. El movimiento del pecho debe ser natural.

• Una vez que el pecho se infle, administra una respiración cada 4-5 segundos.

Si no hay latidos de corazón / Resucitación cardiopulmonar

Antes de llevar a cabo la RCP toma en cuenta que es una maniobra que puede tener complicaciones en un perro saludable y sólo debe ser llevada a cabo cuando sea absolutamente necesario. Además, es difícil que la maniobra tenga éxito.

Puesto que el corazón está ubicado en el lado izquierdo del pecho, acuéstalo en una superficie plana sobre su lado derecho. El punto donde vas a realizar el masaje cardiaco es justo en el punto donde al flexionar la pata, el codo toca el pecho.

• Si el perro pesa menos de 14kg:

Pon una mano en el lomo del perro como apoyo y la otra rodeando el corazón (ver imagen 3).

• Si el perro no muestra signos de mejoría a los 10 minutos, puedes detenerte. La respiración artificial no ha sido exitosa.

• Si tu logras devolver la respiración normal a tu animal, llévalo a la veterinaria lo antes posible para que atiendan las consecuencias.

Presiona el pecho de forma firme y rápida para que el pecho se hunda de 1-2cms dependiendo del tamaño del perro. Debes mantener el ritmo de 2 compresiones por segundo. 
 Realiza el masaje cardiaco durante 15 segundos y seguidamente dale respiración artificial durante 15 segundos. Para ello, mantén al perro acostado en el piso y con el cuello extendido. Acuéstate a su lado, de manera que no tengas que torcer su cuello. Cierra el hocico de tu mascota con tu mano y sopla directamente en su nariz como si estuvieras inflando un globo, hasta que veas al pecho inflarse. Es importante que no soples demasiado fuerte, sino que lo hagas lentamente, porque podrías dañar los pulmones (ver imagen 4).

 

Si hay más de una persona, una debe hacer un ciclo de masaje cardiaco, y seguidamente la otra persona dar respiración artificial.  Continúa hasta que sientas latidos cardiacos y tu perro respire regularmente, hasta que hayas llegado a la clínica veterinaria, o bien hasta que un veterinario haya tomado tu lugar. Si el perro no muestra signos de mejoría a los 10 minutos, puedes detenerte. La resucitación cardiopulmonar no ha sido exitosa.

Si tu perro pesa más de 14kgs:

Pon una mano sobre el pecho, por la región del corazón y pon la otra palma sobre la mano (ver imagen 5).

Sin doblar tus codos, presiona la caja torácica hacia abajo.
    •    Realiza compresiones el pecho de 1/4 a 1/3 de su tamaño a un ritmo de 1 compresión por segundo.
    •    Haz el masaje cardiaco durante 15 segundos y seguidamente dale respiración artificial durante 15 segundos. Para ello, mantén al perro acostado en el piso y con el cuello extendido. Acuéstate a su lado, de manera que no tengas que torcer su cuello. Cierra el hocico de tu mascota con tu mano y sopla directamente en su nariz como si estuvieras inflando un globo, hasta que veas al pecho inflarse. Es importante que no soples demasiado fuerte, sino que lo hagas lentamente, porque podrías dañar los pulmones.
    •    Continúa hasta que sientas latidos cardiacos y tu perro respire regularmente, hasta que hayas llegado a la clínica veterinaria, o bien hasta que un veterinario haya tomado tu lugar.
    •    Si el perro no muestra signos de mejoría a los 10 minutos, puedes detenerte. La resucitación cardiopulmnar no ha sido exitosa.

Siempre recuerda que cualquier maniobra de primeros auxilios administrada a tu mascota debe ser seguida por la revisión de tu médico veterinario.
 

Si quieres saber más sobre cuidados de perros y gatos puedes ingresar aquí 

 

 

Dígale al mundo