Panamá y República Dominicana se unen a la Iniciativa Global de Redes Fantasma  para proteger a los animales marinos

12 de junio del 2017

Panamá, República Dominicana, Los Países Bajos, Nueva Zelandia, Bélgica, Samoa, Tonga, Suecia, Tuvalu y Palau se unieron para hacer del océano un lugar más seguro para los animales marinos.

Firmando el apoyo a la Iniciativa Global de Redes Fantasma  (Global Ghost Gear Initiative, o GGGI) , estas naciones se comprometen a mejorar la salud de los ecosistemas marinos, proteger a los animales marinos de daños y salvaguardar la salud humana y los medios de vida.

Cada año, cientos de miles de ballenas, focas, tortugas y aves son atrapadas, mutiladas o muertas por las 640.000 toneladas de redes de pesca que quedan en nuestros océanos. Conocido como equipo fantasma, este asesino silencioso es una de las mayores amenazas que enfrentan los animales marinos.

 

En el centro de negro, la  ingeniera Zuleika Pinzón de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) celebrando después de firmar el GGGI

La ingeniera Zuleika Pinzón de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) dijo: "Es crucial que abordemos el problema de las redes fantasma de una manera global. Panamá se está uniendo a la Iniciativa Global de Redes Fantasma debido a su enfoque multilateral de este tema. La GGGI es el vehículo adecuado para abordar este problema porque los pescadores y la industria de los mariscos deben ser parte de la solución. La naturaleza migratoria de las especies marinas y las redes de pesca fantasma significa también que no podemos concentrar nuestros esfuerzos en un solo lugar. "

Didier Reynders, Primer Ministro Belga y Ministro de Asuntos Exteriores de Europa, habló en la Sede de las Naciones Unidas durante un evento paralelo de la Conferencia de las Naciones Unidas el 5 de junio de 2017.

La cantidad de equipo fantasma que entra en nuestros océanos y amenaza a los animales va en aumento. Es por eso que Protección Animal Mundial fundó la GGGI en 2015 - para encontrar y poner en marcha soluciones sostenibles a este problema global.

"Debemos esforzarnos por hacer que el sector privado, la industria pesquera, la academia y los gobiernos trabajen juntos para reducir el impacto que el equipo de pesca perdido tiene en el sector económico, la seguridad alimentaria y lo más importante en los ecosistemas marinos. La certificación y marcado de las redes de pesca para hacerlas rastreables y el reciclaje de los materiales recuperados son algunas de las soluciones más prometedoras.  Mi país apoya la iniciativa de recuperación de equipo de pesca y el reciclaje ", dijo Didier Reynders, Primer Ministro Belga y Ministro de Asuntos Exteriores de Europa.

Un esfuerzo global para combatir las redes perdidas

El GGGI es una alianza de gobiernos, líderes de la industria pesquera, investigadores y ONGs, comprometidos con la reducción de las redes fantasmas a nivel mundial y la protección de los animales marinos.

Thomas Esang Remengesau, Presidente de la República de Palau, habló en la Sede de las Naciones Unidas durante un evento paralelo de la Conferencia de las Naciones Unidas el 5 de junio de 2017.

La magnitud del problema es tan grande, que podría costarle a los gobiernos millones de dólares en limpieza. Pero al reunir a diferentes grupos para colaborar en la GGGI, ayudará a los gobiernos y a la industria a evitar que los equipos de pesca fantasma terminen en nuestros océanos en primer lugar y mejorará las prácticas en sus cadenas de suministro.

Liderando el mundo para proteger los animales marinos

En 2015, las Naciones Unidas establecieron 17 ambiciosos objetivos mundiales, conocidos como Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs en inglés). El Objetivo 14 está totalmente centrado en nuestros océanos y pide una reducción significativa de la contaminación marina de todo tipo, incluyendo las redes fantasma, para el 2025.

"Como nación insular, Nueva Zelanda tiene un gran interés en la forma en que se maneja el océano. El océano que rodea a Nueva Zelanda, y los recursos marinos y la vida dentro de él, desempeñan un papel vital en nuestro bienestar económico, social, cultural y de identidad. Las redes de pesca abandonadas, perdidas o descartadas de otra manera es una amenaza significativa para nuestros ecosistemas marinos y nuestros medios de vida. Por lo tanto, apoyamos de todo corazón al GGGI y estamos comprometidos a ser una parte efectiva de un enfoque global para abordar un problema global, a escala ", dijo el Ministro de Conservación de Nueva Zelanda, Hon. Maggie Barry.


Los miembros del Equipo de Cambio Marino de Protección Animal Mundial se reunieron con representantes de los Países Bajos antes de su compromiso con la GGGI.

El GGGI es clave para ayudar a los países a cumplir con sus compromisos bajo el SDG 14, creando océanos más seguros y más limpios al abordar las redes de pesca fantasma.

 Para más información sobre la GGGI visita ghostgear.org.

Al reunir a diferentes grupos para colaborar, con la GGGI ayudaremos a los gobiernos y a la industria a evitar que los equipos de pesca fantasma terminen en nuestros océanos.
Categorías: 

Dígale al mundo