Osas rescatadas inician una nueva vida en nuestro santuario en Rumania

23 de julio del 2019

Desde que fueron arrebatas a su madre cuando eran muy pequeñas, las hermanas de 24 años Masha y Laura, no habían conocido otra realidad diferente a la crueldad y la miseria. Pero desde este mes, finalmente empezaron a vivir la vida que merecen.

Forzadas a hacer trucos impresionantes en circos de Ucrania, Masha y Laura (dos osas hermanas) fueron víctimas de una vida horrible llena de crueldad y condiciones insalubres.

Masha y Laura fueron obligadas a hacer estas grotescas presentaciones desde una edad muy temprana.

Desde actos de equilibrio hasta acrobacias, incluso manejar bicicletas, estas osas fueron explotadas y abusadas para entretener a audiencias que pagaban para verlas. 

Cuando no estaban en el escenario, Masha y Laura vivían atrapadas en estrechas y sucias jaulas en las que apenas podían voltearse.

Las jaulas en las que Masha y Laura pasaban atrapadas cuando no estaban actuando.

Pero ahora, su pesadilla ha acabado...

Laura y Masha fueron rescatadas de los circos por SOS Zoo and Bear Rescue and The Lawrence Anthony Earth Organisation (LAEO) y pasarán a vivir a su nuevo hogar en nuestro santuario “Liberty Bear Sanctuary” en Rumania. Este santuario es administrado por The Millions of Friends Assosciated (AMP) y financiado por World Animal Protection. 

Osos rescatados que viven en nuestro santuario Libearty Bear Sanctuary en Rumania.

Cristina Lapis, fundadora y presidenta de AMP dice: “Aunque el santuario Liberty está aquí para salvar osos cautivos en Rumania, fue posible no conmoverse por la historia de esas dos hermanas. Masha y Laura merecen disfrutar de una vida normal como osas: subir a árboles, escarbar en la tierra en busca de raíces y construir una madriguera para el invierno”

Con 69 acres de frondosos bosques de robles, piscinas y el cuidado personalizado de expertos, el santuario será un mundo nuevo y lejano de la suciedad de las jaulas y los espectáculos ruidosos al que estaban acostumbradas las osas. 

El personal del santuario está preparándose para la llegada de Masha y Laura y se dedicarán a rehabilitar a las hermanas para que así puedan disfrutar de la vida propia de un oso. 

“Los osos que llegan al santuario y que fueron rescatados de circos, por lo general están afectados emocional y físicamente”. Pueden haberse liberado del circo, pero tomarán muchos cuidados y ayuda de nuestra parte para que ellos puedan escapar de sus jaulas mentales y esa vida que llevaron”, explica Cristina. 

¿Te gustaría unirte a nosotros? Suscríbete a nuestro newsletter.

"Es posible no conmoverse por la historia de esas dos hermanas. Masha y Laura merecen disfrutar de una vida normal como osas" - Cristina Lapis, fundadora de AMP.
Categorías: 

Dígale al mundo