¿Es tu perro un experto comedor de pasto y aún no sabes por qué?

02/03/2017

Al salir de paseo es recurrente ver a tu mascota corriendo hacia la hierba para masticarla y tragarla mientras tu te preguntas qué tan saludable es esta costumbre o si es normal que los perros ingieran pasto dentro de su dieta. A continuación te ayudamos con la respuesta.

Te explicaremos por qué esta conducta en los perros es completamente normal y te ayudaremos a identificar cuando puede ser señal de un problema a nivel nutricional

Es común ver a perros comiendo pasto en los parques, en el campo e incluso en el jardín de la casa. A los perritos les encanta masticar la hierba y muchos hacen de esta conducta parte de su cotidiano. Si tu perro es de los que come hierba o pasto, no debes alarmarte pues en su mayoría esta conducta no supone ningún riesgo para su salud y no posee un efecto contraproducente a largo plazo. La razón por la cual tu mascota ingiere este tipo de plantas es en un gran porcentaje para encontrar en ellas una fuente de alimento alternativa que les proporcione una cantidad de fibra o nutrientes adicionales que el alimento que consumen diariamente, no les está proporcionando. 

Comer pasto: La medicina canina natural

En el caso de tener un malestar estomacal o indigestión por ejemplo, los perros acuden al pasto para ayudar a evacuar a través del vómito el exceso de comida o los síntomas de estómago gaseoso. Al ingerir hojas de pasto sin masticar, los perros provocan cosquillas en la garganta y en el revestimiento del estómago, sensación que les provoca el vómito, ayudando a liberar el gas o el dolor en su estómago.

Recomendaciones finales...

Presta especial atención con el aumento repentino de la hierba en la dieta de tu mascota. Un cambio e incremento notable en la ingesta de pasto o de hierba podría por parte de tu mascota, podría ser signo de una enfermedad subyacente más grave. Esta podrías ser señal de que tu perro está tratando una complicación de salud por sí mismo, condición que puede requerir asistencia veterinaria.

Por último, debes tener muy presente el tipo de pasto o hierba que come tu mascota. Existen lugares en los que el pasto puede contener algún tipo de veneno o productos químicos tóxicos (pesticidas o herbicidas) que pueden afectar la salud de tu perro. A propósito de esto Melania Gamboa, Gerente de Programas Veterinarios de Protección Animal Mundial añade … “debes tener especial cuidado con el pasto que come tu mascota, este debe estar libre de químicos. Una gran idea, puede ser que hagas tu propio lugar en casa dispuesto con plantas medicinales o pasto… los perros, al igual que los seres humanos podrían tener un complemento en su dieta, dándole un matiz orgánico”.