En estas vacaciones ten cuidado para que tus mascotas no sufran un golpe de calor

06/01/2016

¿Sabías que la temperatura dentro de un automóvil cerrado puede llegar a alcanzar los 55º C si le da el sol directamente en una hora?

¿60 minutos? Ahora imagínate si tuvieras un abrigo de piel encima. Ten mucho cuidado, que dejar a tu mascota dentro de un auto podría costarle la vida. 

A diferencia de los seres humanos, los perros eliminan el calor por medio del jadeo y a su vez tienen algunas glándulas sudoríparas en las almohadillas de sus patas que ayudan con la disipación del calor.  Sin embargo, cuando el jadeo no es suficiente, la temperatura corporal se eleva, sobretodo por su pelaje grueso. Esto puede ser mortal si no se atiende rápidamente. 

Si tu mascota te va a acompañar en tus quehaceres dentro del carro, asegúrate de que sea en días templados y frescos.  Entre más caliente el día y más sol haya será más peligroso.  Estaciona debajo de alguna sombra con las ventanas abiertas (de forma prudencial) y si no es posible, verifica si es posible bajar a tu mascota y dejarla amarrada debajo de una sombra en un lugar seguro. 

Las ventanas siempre deben mantenerse abiertas (cuidado de que no se escape) para dejar entrar suficiente aire fresco para que tu mascota pueda respirar con tranquilidad. No importa que tu carro se encuentre bajo una sombra, la temperatura dentro del auto siempre será mayor que la exterior) y es necesario asegurarse dejar una vía de aire.  

¿En qué debes fijarte para diferenciar un golpe de calor? Si su jadeo es excesivo y tiene signos de malestar indican que tu perro sufre sobrecalentamiento. Esto es muy común que se de cuando las mascotas están dentro de un automóvil, pero también puede ocurrir en lugares cerrados sin ventilación o en el exterior sino hay sombra o agua.   

 Qué debes hacer si tu perro sufre por algún motivo un sobrecalentamiento: 

  • Dale una ducha a tu perro, déjale caer agua fresca (no helada) sobre su cuerpo, en especial en la parte trasera de su cabeza y cuello. No dejes que el agua entre por su nariz o boca. 
  •  Aplica una compresa fría en la cabeza del perro para ayudar a bajar la temperatura de su cuerpo. 
  •  Masajea sus patas, el frotamiento constante ayuda a la circulación del perro y reduce los riesgos de choque. 
  •  Cuando se esté recuperando, deja que el perro beba tanta agua fresca o fría como quiera. Si añades una pizca de sal a la taza del agua ayudará a que tu perro reemplace los minerales que ha perdido a través de jadeo. 
  •  Obtén atención veterinaria inmediata. El golpe de calor puede causar problemas que no se ven, como hinchazón del cerebro, insuficiencia renal y coagulación anormal de la sangre.