Controversial Templo que tenía cachorros de tigre congelados busca reabrirse con un nuevo nombre

23/02/2017

El centro turístico únicamente cambió su nombre pero los propietarios son los mismos y busca funcionar en la misma ciudad. El año pasado el Templo de los Tigres fue cerrado luego de encontrar cachorros congelados, pieles y amuletos hechos con dientes de tigre en sus instalaciones.

“Estamos muy preocupados por la reapertura de un centro que fue clausurado por circunstancias terribles, y pedimos a las autoridades de Tailandia que no otorgue una licencia a un negocio que significa crueldad y malos tratos a los animales con el fin de entretener a las personas ”

Una investigación de Protección Animal Mundial demuestra que el controversial centro turístico llamado Templo de los Tigres (Tiger Temple) en Tailandia y que fue cerrado el año pasado, busca reabrirse con el nombre Tigre Dorado (Golden Tiger).

El Templo de  Tigres fue clausurado el año pasado por el Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de las Plantas (DNP) de Tailandia luego de que estos invadieron el Templo y encontraran cachorros de tigres congelados, pieles y amuletos hechos con dientes de tigre. Las denuncias sobre malas prácticas de reproducción y tráfico de partes de tigres se remontan a varios años antes de la clausura.

Tigre Dorado está construyendo sus instalaciones en Kanchanaburi (en el oeste de Tailandia) y ya ha recibido una licencia provisional del DNP. Sin embargo, no se emitirá una licencia de funcionamiento completa a menos que cumplan 11 condiciones especificadas en un plazo de seis meses.

Estas condiciones incluyen recintos considerados lo suficientemente grandes para los tigres y el cuidado veterinario. Pero preocupa que ninguna condición para operar prohíba la reproducción de tigres o las interacciones turísticas directas con los animales.  

Las investigaciones sobre las alegaciones de maltrato animal de vida silvestre siguen abiertas contra el Templo de los Tigres. Otorgarle una nueva licencia a sus propietarios es permitirles que sigan ejerciendo un negocio que potencialmente puede continuar con la crueldad animal.

 

Imágenes de las nuevas instalaciones en construcción 

Roberto Vieto, Gerente del Programa de Vida Silvestre de Protección Animal Mundial  afirma que “estamos muy preocupados por la reapertura de un centro que fue clausurado por circunstancias terribles, y pedimos a las autoridades de Tailandia que no otorgue una licencia a un negocio que significa crueldad y malos tratos a los animales con el fin de entretener a las personas ”

Un horror de años revelado

El año pasado, Protección Animal Mundial publicó un estudio sobre los tigres utilizados para el entretenimiento en Tailandia, que demostró un aumento del 33% en el número de tigres en las centros turísticas en un período de cinco años.

Otros de los hallazgos del estudio son:

  • Cachorros de tigre son cruelmente separados de sus madres luego dos a tres semanas después de haber nacido.
  • Los cachorros jóvenes se utilizan como accesorios para que los turistas hagan fotos. Los tigres deben de posar cientos de veces al día, esto les produce estrés y lesiones.
  • Los tigres son castigados por el personal de los centros turísticos para manipular sus conductas. Un miembro del personal de un centro relató que se castiga a los tigres con hambre cuando cometen “un error”.
  • Los tigres encerrados en pequeñas jaulas de concreto tienen un acceso limitado al agua.

En este enlace puedes leer el estudio completo.

Roberto Vieto agrega que “los centros turísticos de este tipo no tienen nada que ver con conservación o protección de la vida silvestre. Sólo trae sufrimiento y en algunos casos terribles condiciones de vida a animales silvestres que deberían de vivir en su entorno natural”