¿Cómo ayudamos a las comunidades a prepararse mejor ante los desastres?

21 de marzo del 2018

Tras una tormenta, inundación, sismo u otro desastre, las comunidades en zonas rurales y agropecuarias están expuestas a perder a sus animales, y con ellos ver diezmados su empleo, alimento y estabilidad económica.

En marzo del 2018, nos aliamos con la Cruz Roja Mexicana para guiar a líderes comunitarios en cómo aumentar la resiliencia de las comunidades ante los desastres. Mediante proyectos sencillos de aplicar, los dueños de animales pueden protegerlos de la falta de comida, agua y abrigo que son típicos durante y después de un evento desastroso.

Yngrit Pérez es de Jonuta, Tabasco: uno de los estados mexicanos con más inundaciones. Desde el 2015 ha participado del programa de resiliencia de World Animal Protection; para ella, la necesidad de invertir en la protección de los animales se confirma tras cada inundación.

“En las comunidades los animales son nuestro medio de vida, es nuestro ahorro. En la ciudad solamente los ven como mascotas, sus ahorros están en el banco; el de nosotros está plasmado en una vaquita, una gallinita. Para nosotros vale un montón que ellos (los animales), al igual que nosotros, estén bien”, dice Yngrit.

Sergio Vásquez, oficial de Respuesta ante Desastres de World Animal Protection, ha sido el encargado de llevar a las comunidades diversas infraestructuras de protección: soluciones de fácil implementación y alto impacto para mitigar los efectos de sequías, inundaciones y heladas contra los animales.

“Nuestra meta es poder ayudar a las comunidades a tomar las riendas de la protección de sus animales. Ellas entienden que el bienestar de sus animales está ligado a su propio sustento y la posibilidad de salir adelante luego de un desastre. Por eso es que soluciones como estas les interesan tanto, porque tienen un impacto real y positivo tanto para los animales como para las familias”, opina Sergio.

Animales mejor resguardados del clima

La protección que estas dan a los animales es muy apreciada por personas como Yngrit, quien señala el sistema de tapescos como la de mayor provecho para Tabasco.

“En cuanto a las aves de corral, esto de los tapescos fue una excelente idea porque Tabasco sufre principalmente por el agua. Entonces, la mayor parte de las comunidades se van al agua, y había que hacer algo no solo por el ser humano, sino también por los animalitos. Ellos son los que sufren por no tener en dónde reposar en esos días de inundación, y pues ya tienen su casita, el tapesco, y gracias a eso ya no se mueren por la inundación”, opina ella.

Francisco Reyes es coordinador de terreno en comunidades de la Cruz Roja Mexicana. De su experiencia en trabajar con World Animal Protection en su comunidad, los sistemas acuapónicos han sido de mucho aprovechamiento.

“Ha habido tres acuapónicos que han dado sus frutos con los peces, sus plantas. Uno funcionó para dar alimento a los cerdos, porque habían sembrado maíz y no creció mucho por las características que necesita una milpa. Pero lo que quedó lo pudieron dar a los cerdos de comida”, comenta Francisco sobre el funcionamiento del proyecto.

Rescatar a los animales, resguardar a las familias

Después de la atención de las personas afectadas, poner a los animales a salvo debe ser prioridad tras los desastres. Así se evita su sufrimiento, y las familias mantendrán sus medios de vida y su sustento para el hogar.

“A nivel de Cruz Roja Mexicana creo que ha sido un giro bastante importante, y a nivel personal te lo puedo decir porque estábamos enfocados en las personas y a veces dejabas de lado qué tan importante son los animales para ellos, y pues sí le cambia el matiz a la visión del programa”, explica Francisco, sobre cómo su alianza con World Animal Protection ha cambiado su manera de trabajar.

“También los animales son importantes para las personas, su ganado, sus aves. Eso permite integrar nuevas cosas a la visión de la resiliencia. No nada más es que yo me inunde, también si se mueren los animales pues es afectación. Aunque yo esté sano, no me lesioné pero si no tengo ningún animal también me va a afectar”, continúa él.

Por más de 50 años, World Animal Protection ha trabajado para proteger a los animales y a las familias que dependen de ellos para subsistir. Sigue nuestro trabajo en redes sociales, y compártelo para que más personas se unan a mover al mundo para proteger a los animales.

Categorías: 

Dígale al mundo