Casi 350.000 animales hambrientos en Mongolia recibirán ayuda de emergencia

09 de marzo del 2017

Cabras, ovejas, caballos y ganado sufren por un fenómeno invernal conocido como "dzud". Durante los próximos meses les daremos la ayuda que salvará sus vidas.

Los animales en Mongolia se congelan, y luchan para encontrar alimento bajo la gruesa capa de nieve que cubre la mitad del país.

Las temperaturas bajan hasta los -40º C por la noche. La hierba de la que se alimentan no crece adecuadamente por las severas condiciones. Los dueños de los animales aún se recuperan del devastador dzud del 2016, por lo que alimentar y mantener a sus animales calientes es aún más difícil, al ser golpeados con otro de estos embates climáticos.

Impactante pero mortal

Pese al pintoresco cielo azul y la extensa cobertura de nieve blanca, gran parte de Mongolia es hoy una zona mortal para los animales.

Los animales fotografiados en las partes afectadas pueden parecer tranquilos, vagando por el impresionante entorno. Pero las primeras impresiones pueden ser engañosas. No pueden encontrar comida y el tiempo se acaba para ellos.

En el dzud del 2010, millones de animales murieron.

Tenemos que actuar con rapidez, o la tragedia podría repetirse de forma inminente.

Entregamos nutrición vital de emergencia

Estamos proporcionando paquetes de ayuda de emergencia para la nutrición a 1.740 hogares en seis provincias. Cada paquete provee ayuda necesaria para ovejas, cabras, ganado y caballos, e incluye:

  • 10 kg de leche en polvo
  • 1 litro de aceite de pescado
  • 3 kg de suplemento vitamínico
  • 8 kg de bloques minerales

La creación y distribución de estos paquetes no sería posible sin el amable apoyo de nuestros donantes.

Trabajando en conjunto

Durante el mes de febrero, distribuiremos estos paquetes de nutrición vital en paralelo con la Cruz Roja de Mongolia, con el apoyo financiero de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, la mayor organización humanitaria del mundo.

El coordinador residente de la Federación, el Sr. Enkhjin Garid, dijo: "Todos estamos trabajando hacia el mismo objetivo. En Mongolia, no podemos ayudar a la gente si no ayudamos a sus animales".

Una conexión fuerte

A principios de este año, los pastores mongoles nos contaron historias de la lucha de sus animales durante el dzud. Los animales son la única fuente de ingresos para algunos. Son parte muy importante de la vida de muchas personas de Mongolia.

Recientemente visitamos a una mujer llamada Sra. Davaa, que tiene unas 70 ovejas y cabras y 10 vacas. Sus animales siempre tenían deficiencias de sal y minerales. Los bloques de minerales y la leche en polvo que proporcionamos el año pasado para estos animales hicieron la diferencia entre la vida y la muerte.

Nuestro gerente de respuesta internacional, Steven Clegg, dijo: "Fue inmediatamente evidente la importancia de estos animales en la vida de estos pastores. Su hijo nos mostró orgullosamente uno de los corderos que salvó de las inesperadas condiciones invernales".

 

En el dzud del 2010, millones de animales murieron. Tenemos que actuar con rapidez, o la tragedia podría repetirse de forma inminente.
Categorías: 

Dígale al mundo