Hacinadas, mal manejadas y comidas

Centro de Tortugas de las Islas Caimán: Island Wildlife Encounter (CTC) en las Islas Caimán es la única atracción en el mundo donde los turistas pueden manipular las tortugas marinas criadas en cautiverio.

Anteriormente conocida como Granja de Tortugas de las Islas Caimán (Cayman Turtle Farm), el lugar recientemente se sometió a una renovación de marca con un aspecto más amigable y  elegante. Sin embargo, el centro todavía cría intensamente millares de tortugas verdes marinas en peligro de extinción y permite que los turistas coman su carne.

El Centro de Tortugas de las Islas Caimán es la última granja de tortugas marinas conocida por criar tortugas marinas para consumo humano. Pero no hay manera humana de cultivar estos animales silvestres.

La compañía de cruceros Carnival Cruise Lines envía a decenas de miles de turistas directamente al Centro de Tortugas de las Islas Caimán cada año. 

Increíblemente, 129.203 de ustedes alzaron su voz para exigir a Carnival Cruise Line que haga lo correcto para estos animales en peligro de extinción. Por favor comparte este logro en Facebook o Twitter, para mostrar a Carnival cuántas personas se preocupan.

Una de las atracciones más crueles del mundo

La cría de tortugas marinas está catalogada como una de las 10 principales atracciones turísticas más crueles de la vida silvestre en nuestro informe de 2016 . Revisando la Crueldad.

Las condiciones en el Centro de Tortugas de las Islas Caimán hacen imposible que las tortugas expresen sus comportamientos naturales.

¡Comparte y muestra a Carnival Cruise que no vamos a desistir!

Una de las compañías de cruceros más grandes del mundo envía a decenas de miles de turistas a Centro de Tortugas de las Islas Caimán cada año, una atracción que inflige crueldad severa sobre las tortugas en peligro de extinción.

 

Comparte esta página ahora y dile a Carnival Cruise que necesita proteger a estos animales.

En sus hábitats naturales marinos, las tortugas verdes pueden bucear hasta profundidades de hasta 140 metros Las tortugas marinas cultivadas en la atracción turística no pueden disfrutar de la libertad que tendrían en la naturaleza. En cambio, están sometidas a condiciones de vida inadecuadas y son explotadas en nombre del entretenimiento turístico.

Las tortugas en el Centro de Tortugas de las Islas Caimán:

  • Son manejadas incorrectamente por los turistas que las utilizan como accesorios para selfies en sus vacaciones.
  • Sufren heridas graves, lesiones cutáneas, daños, estrés, deformidades y enfermedades, a menudo debido a las condiciones de estrechez en los tanques.
  • Soportan estar en exhibición pública en tanques poco profundos donde no pueden nadar libremente.
  • A veces se muerden y mutilan unas a otras, a menudo debido al estrés.
  • Sufren defectos genéticos de la cría, como el nacimiento sin ojos.

Las condiciones a las que están sometidas en nombre del entretenimiento se detallan en nuestro informe en inglés, Granja de Tortugas de las Islas Caimán: Un caso continuo para apoyar .

Carnival: Por favor, haz lo correcto por los animales silvestres

Alrededor del 20% de los pasajeros de cruceros del mundo viajan en los barcos Carnival Cruise Lines. El negocio es increíblemente influyente y debe dar el ejemplo.

El Centro de Tortugas de las Islas Caimán depende en gran medida de los cruceros para tener clientes. Más de 200.000 personas visitan la atracción cada año, y alrededor de tres cuartas partes son pasajeros de cruceros.

Hemos contactado varias veces a Carnival Cruise Lines desde enero. Pero a pesar de hacer claras nuestras preocupaciones sobre el bienestar, la compañía no aceptará dejar de llevar cargamentos de turistas a esta cruel atracción.

Otros líderes de la industria del turismo como Thomas Cook han escuchado a nuestros seguidores e hicieron cambios en sus negocios para proteger mejor la vida silvestre. Es hora que Carnival Cruise Lines ayude a mover el mundo para proteger a los animales también.

Por favor comparte esta página ahora, y demanda de Carnival escuchar a 129.203 personas.

Dígale al mundo