Nacidos para sufrir

Muy a menudo, la realidad tras la carne más consumida en el mundo es un sufrimiento inaceptable, que solo aumenta a medida que crece la demanda por pollo.

Al año, 60 mil millones de pollos de engorde son criados para el consumo mundial. Dos tercios de ellos viven en cobertizos hacinados o en jaulas sin luz natural o aire fresco, sin poder picotear o estirar sus alas.

Por su tamaño exagerado y la rapidez a la que son criados, muchos sufrirán de:

  • Dolorosas cojeras
  • Corazones y pulmones recargados
  • Heridas, incluyendo llagas y quemaduras de piel

No tienen oportunidad de comportarse como lo harían naturalmente, y no tienen más opción que sentarse o pararse en sus propios desechos, antes de ser sacrificados a la corta edad de cinco semanas.

 

Pollos de engorde hacinados en un sistema de crianza bajo techo

 

Cambia por los pollos

Juntos podemos cambiar esto.

Estamos retando a KFC a que mejore las vidas de los millones de pollos que la empresa sirve a sus clientes alrededor del mundo. Queremos que la empresa se comprometa a normas que darán como resultado pollos de crecimiento más lento y con más espacio, mejores camas y luz natural para que disfruten de una mejor calidad de vida. 

Firma nuestra petición ahora, retando a KFC a que ayude a acabar con el sufrimiento en secreto de los pollos.

Por favor toma en cuenta que este vídeo ilustra las condiciones en una de muchas granjas comunes de crianza industrial de pollos bajo techo, y no refleja a un proveedor para alguna empresa de comida rápida en particular

Firma nuestra petición

Como una de las cadenas de comida rápida más grandes del mundo, KFC tiene el poder de ayudar a acabar con el sufrimiento en secreto de miles de millones de pollos.

Firma nuestra petición para instar a KFC a ayudar a terminar con el sufrimiento de pollos  criados industrialmente en todo el mundo. 

No intercambiaremos ni venderemos su información con ningún tercero. Si deseas dejar de recibir noticias nuestras o cambiar la forma en que nos comunicamos, envía un correo electrónico a infola@worldanimalprotection.org Para obtener información sobre cómo usamos sus datos y cómo mantenemos tus detalles seguros, lee nuestra política de privacidad .

Dígale al mundo